loading
25
sep

5 tipos de cafetera

Gracias a este maravilloso invento que es la cafetera, los enamorados del café hemos podido disfrutar de deliciosas infusiones de café a lo largo de la historia.

No apareció un modelo de cafetera para la infusión del café en polvo hasta la introducción de la cafetera francesa en 1800.

Durante los siglos anteriores, en los países que consumían grandes cantidades de café, éste se preparaba hirviendo los granos en agua y pasando la mezcla a través de un filtro diseñado al efecto.

El café se empezó a consumir en las altiplanicies de Abisinia, donde crecía en forma silvestre su modalidad llamada Arábica.

De Etiopía pasó a Arabia y a la India, probablemente a través de peregrinos musulmanes que viajaban a La Meca, ya que las rutas de peregrinación fueron al mismo tiempo, durante siglos, grandes rutas comerciales.

Pero los grandes propagadores del café fueron los holandeses, que explotaron grandes plantaciones del mismo en sus colonias de Ceilán e Indonesia.

Ellos fueron los importadores del cafeto y quienes lo aclimataron en los jardines botánicos de Amsterdam, París y Londres, desde donde pasó a la Guayana holandesa,  Brasil,  Centroamérica y a otros muchos países.
 

Un buen café se nota, se agradece y genera clientela

 
tipos de cafeteras tipos de cafetera cafeteras tipos tipos cafeteras cafeteras cafeteras tipologia

 

Tipos de cafetera: características

El origen del café se remonta a hace más de cinco siglos y su uso está extendido por todo el mundo. Después del agua, es la bebida más popular de nuestro planeta. Existen diversos tipos de cafetera para preparar café, cada uno con unas características.
 
Cafetera italiana
Alfonso Biletti, se inspiró en el diseño de una lavadora cuando inventó la cafetera italiana.Viendo a su mujer hacer la colada con este aparato, pensó que un sistema similar sería ideal para elaborar café utilizando el vapor de agua sin tener que recurrir a un costoso sistema de presión.

Se compone de tres partes diferenciadas.
En la parte inferior, con forma de tronco de pirámide de base octogonal, se sitúa la cámara del agua, que deberemos rellenar hasta la válvula de seguridad, que es la responsable de liberar el vapor de agua en caso de que el filtro de café esté obstruido.

La parte superior tiene una forma similar, solo que invertida, con asa, tapa y una boquilla para verter el café. Ambas se enroscan fuertemente para evitar la pérdida de presión; el filtro es de metal con forma de embudo.

Al ser una cafetera espresso (aunque de baja presión), y alcanzarse temperaturas superiores a 100ºC en el interior, se extrae una mayor cantidad de aceite del café, por lo que el resultado es un café con mayor sabor y cuerpo.
 
El puchero
Hay que mesurar la proporción de agua en relación al café que vamos a verter, según queramos el café más fuerte o más suave. Después hervimos agua en un puchero tapado. Cuando esta llegue a ebullición, retiraremos el puchero del fuego y verteremos el café removiendo hasta que se forme espuma.

Entonces volveremos a tapar el puchero y lo dejaremos reposando unos diez minutos. Pasado este tiempo colaremos con un paño el líquido vertiéndolo en otro cazo que debe estar caliente.
 
La cafetera francesa
Se calienta agua en un cazo. Cuando está en punto de ebullición, se vierte una parte a la cafetera para calentarla. El resto del agua se conserva en el cazo y se mezcla con la molienda de café en la proporción deseada. Se remueve hasta conseguir el punto de espuma y entonces se tira el agua de la cafetera y se vierte en ella la mezcla, que se dejará reposar no menos de diez minutos.

Una vez pasado este tiempo, se tapa con el pistón y se presiona este hacia la base, de modo que el líquido quede en la parte de arriba y los posos debajo del pistón. Esta cafetera ofrece un café poco concentrado pero con sabor, ideal para personas que gusten de tazas grandes. El café requiere ser molido con grano grande para que no traspase el filtro. La preparación es relativamente lenta y sencilla; sólo se vierte agua caliente sobre el café molido y se espera 4 minutos.
 
Cafetera turca
Se trata de un café de puchero pero con un molido ultrafino, en el que una vez está el agua hirviendo se le añade el polvo de café y se continua la ebullición mientras se mezcla, de modo que queda un líquido espeso y oscuro.

Un cezve (palabra utilizada en Turquía) es un cacharro diseñado específicamente para elaborar café turco. Su cuerpo se hace de metal (latón o cobre) o cerámica. Su asa larga es especialmente útil para evitar quemarse las manos, y el borde está diseñado para servir el café.

La mezcla se hace hervir hasta tres veces y luego se vierte en la taza, donde reposa y deja los sólidos abajo. Se trata de un café de sabor muy potente y una textura contundente.
 
Cafetera de vacío
Consiste en dos recipientes esféricos de cristal, los llamados matraces; uno de ellos tiene una apertura superior y el otro un tubo que le sobresale en su parte inferior y que contiene un filtro. El matraz con la apertura se coloca en la parte inferior y se rellena con agua; sobre él se ensambla herméticamente el matraz superior, pero relleno de café y separado del tubo por un filtro. El matraz superior se coloca de forma que el tubo llegue hasta el fondo del matraz inferior, cuya agua se calienta con un mechero de alcohol y se lleva a ebullición.

Cuando el agua hierve, sube por el tubo a través del filtro hasta alcanzar el matraz superior y mezclarse con el café depositado. Cuando el matraz inferior se vacía del todo, el efecto del vacío en él hará que absorba de nuevo el agua a través del tubo, pero sin los posos de café.
 
La cafetera americana o de filtro
Da un café suave y muy ligero, aguado.
El recipiente o cafetera puede ser de metal, porcelana, cerámica o plástico. Consta de dos cuerpos; en el superior tiene un filtro de papel o tela y es donde se coloca el café molido. Luego se vierte el agua caliente y, por gravedad, va cayendo en el recipiente inferior, que es la jarra de cristal, transformado ya en café. Requiere un molido medio.
Típico de los bares que salen en las películas americanas.
 
Cafetera express
Una cafetera más de añadido a nuestro post de hoy es la cafetera típica de nuestros bares. Hace pasar agua a alta presión por un filtro con café molido finamente y da una infusión densa y cargada. Incorpora una salida lateral de vapor para calentar la leche y hacerla más cremosa.
Hoy en día existen diferentes categorías como la manual de palanca, hidráulicas y automáticas de erogación continua. La presión es la clave y determina la cremosidad del café. La preparación es rápida, menos de 2 minutos (de ahí su nombre expreso), y se obtiene un café aromático, con cuerpo y gran sabor.
 
El café es la principal fuente de antioxidantes, y esos antioxidantes te harán sonreír. Es el protagonista de las mañanas y las sobremesas, y una de las bebidas más extendidas a lo largo y ancho del mundo. Mantiene la función cognitiva en la tercera edad, es digestivo y rico en antioxidantes. Y de todos es sabido que, alrededor de una buena taza de café. Sobre todo si está preparado en la cafetera adecuada, se gestan las mejores conversaciones ¿Hace un cafecito ?

Comments ( 0 )

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Top